Poemas Zen

los que quieren brillar
arden en el infierno de la vanidad,
los que no quieren brillar
arden en el infierno de no querer brillar,
por lo demás, ¿hay alguien
que pueda añadir o restar algo
a su luz original?
¿no es mejor simplemente ser
y librarte de todo lo que no eres?

o

mi madre enferma me dice:
qué bien estamos

Miguel Ángel Bernat

Poemas cortos de Miguel Ángel Bernat

Los pensamientos son a la Conciencia
lo que los ruedines auxiliares
a la bicicleta de los que están
aprendiendo a montar

o

Si no fuera yo todo
jamás podría estar a salvo,
siempre habría algo
que me amenazaría;
siendo yo todo,
en todo hallo descanso y hogar

o

Por más que lo intentamos
no pudimos volar
Fue el viento,
entregarnos al viento,
lo que nos hizo volar
Y al fin supimos
que éramos el viento

o

Había un hombre
que nunca decía lo que le pasaba,
sólo paseaba en paz
entre los campos de batalla

o

Me acuerdo que
mientras me moría
vi moverse muy lentamente
las ramas desnudas de los árboles
y el cielo encima,
como una puerta abierta
que me recibía feliz
y yo también estaba feliz