Escuchar

Escuchar en silencio como si tuvieras todo el tiempo del mundo, como si el tiempo no fuera lo importante sino eso que estás escuchando. Cuando uno escucha así puede escuchar todos los sonidos, todos los ruidos, todo lo que duele dentro, todo lo que respira a tu alrededor.

Escuchar el propio pensamiento de uno, el propio sentimiento de uno, lo que uno simplemente es, sin intentar cambiar nada. En realidad no tienes que cambiar nada; todo ya está cambiando y la mayoría de las veces lo único que haces es frenar ese cambio. Escuchar cómo eso se produce, cómo crece una hoja, cómo se abre una flor, cómo sopla y se detiene el viento.

Escuchar el encuentro del silencio de uno con el silencio de todo. Escuchar cómo se enciende la luz… y escuchar su transparencia.

E.

La mujer

Un hombre sueña que ama a una mujer. La mujer huye. El hombre envía en su persecución los perros de su deseo. La mujer cruza un puente sobre un río, atraviesa un muro, se eleva sobre una montaña. Los perros atraviesan el río a nado, saltan el muro y al pie de la montaña se detienen jadeando. El hombre sabe, en su sueño, que jamás en su sueño podrá alcanzarla. Cuando despierta, la mujer está a su lado y el hombre descubre, decepcionado, que ya es suya.

Ana María Shua

Subiendo a la cuarta

frente al doble espejo del ascensor
todos mis personajes me saludan

diríase que en realidad solo soy yo mismo
reflejado y vuelto a reflejar hasta el infinito

pero allí descubro la cara del tipo encantador
y allí la del que responde con mala leche

en ese otro está el tipo sociable
y en este el eterno solitario

más allá está el rostro de un tipo que reflexiona sobre la vida
y luego el de uno completamente irreflexivo

en esa me encuentro al tío risueño que siempre está cantando
y en esa otra me encuentro a un tipo silencioso y nostálgico

cada uno de ellos aclama ser mi yo auténtico
pero yo me río y no les hago mucho caso

por detrás de todos sonríe
una intensa sensación de vacío

creerás que estoy un poco loco
pero creeme
tú no eres muy diferente

E.