Mi abuela no me dejó una muñeca

mi abuela no me dejó una muñeca
sólo me dejó sus dioses
que se mecían con ella en el sillón
mientras escuchaba la radio

mi abuela me dejó salmos
que cantaba por las noches con una voz ahita

me dejó las luces de un árbol de navidad
que no se apaga en mi memoria
y desde el que mi abuela nace cada día para mí

me dejó su casita refugio
su corazón refugio
me dejó un jardín lleno de flores
y buñuelos de yuca con miel
y dulce de leche

no me dejó una muñeca
aunque sabía hacer muñecas
porque yo era un niño varón
y tenía que ser macho

pero me dejó su sonrisa
llena de amor y de tiempo para mí
y sus ojos brillantes de ternura

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .