Anhelo

Eso no soy, aunque
querría serlo a veces, como el ave
de vuelo infinito.

Las alturas del mundo y las
profundidades del mundo,
el jacarandá de paso ligero en la avenida,
la voz ardiente del río.

Mi voz es sólo una huella de pasos
que el sol de esta ciudad quema,
pero a veces
querría ser ese murmullo del sol
o esa voz que sale del agua
cuando yo la miro.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .