Ciudad dormida

La claridad del cielo,
la claridad de la calle vacía al amanecer
(los pasos escondidos entre sueños,
la mirada perdida).

La claridad de los ojos
que se tropiezan con tus ojos
ebrios de luz, enamorados
de la quietud equidistante.

La claridad de los naranjos
colgados al sol,
filtros de eternidad,
miradas indiscretas
que voy viendo y
perdiendo.

La claridad de los altos muros
que guardan el tiempo
para que no se escurra por las calles
mientras avanza el día y avanzamos
por esta claridad
que lo inunda todo.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .