El loco

Nadie habita ya en la casa.

Nadie mira la hora de salir o de entrar,
de comer o de acostarse.
Sólo los pasos van y vienen como pájaros.
O tal vez no se mueven…
¿Quién podría decirlo si no hay nadie?

Nadie inventa palabras
para nombrar a las palabras
y ellas juegan libremente
sobre la hoja en blanco.

Nadie limpia las ventanas
y ahora la luz entra
por todas partes.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .