Montañas

Justo antes del confinamiento
nos fuimos a ver las montañas.

Ya no somos una familia pero, de vez en cuando,
hacemos este tipo de cosas por nuestro hijo.

El espacio abierto se extendía por la superficie del agua
hasta las montañas.

La belleza de las montañas era algo que casi se podía tocar.

Estaba ahí con nosotros
y era parte de nosotros.

Ahora estamos confinados entre cuatro paredes,
cada cual entre sus cuatro paredes,
pero la belleza de las montañas
sigue aquí dentro.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .