Coronavirus 11

Han cambiado la hora y todavía no ha amanecido. Está lloviendo. Las gotas de lluvia golpean el metal del cajón de la terraza, las ramas del viejo árbol, el tiempo. Escucho su música en el silencio del amanecer.

A veces no se puede hacer otra cosa que escuchar. Es hermoso escuchar, la música de la lluvia puede ser todo lo que necesitas en este momento. Y escuchar es también una forma de amar.

¿Cómo escuchamos? ¿Cómo nos escuchamos? ¿Cómo escuchamos a los demás?

Es difícil escuchar si uno está apresurado en esta vida caótica que hemos creado. Es difícil escuchar si uno está preocupado por uno mismo. Es difícil escuchar si uno está buscando conseguir algo.

Nuestra vida se ha convertido en un ejercicio tan superficial que ya casi no dedicamos tiempo a este difícil arte. Pero este arte es como el arte de amar y su regalo es entrar en comunión con aquello que estamos escuchando.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .