Haikus de invierno

Rojas como corazón de sandía
lloran pepitas negras.
En el suelo, un charco de sombras.

Pelusas de corazón
sobre el verde follaje.
¡Qué felicidad!

Piedra sobre piedra.
Va tejiendo la mañana
su canto de hojas secas.

Crujir sin quejidos.
¿Será el canto de la vida
en el corazón de la piedra?

Isabel Jiménez y Ernesto Pentón
(Fotos: Isabel Jiménez)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .