Poemas de Ernst Orvil

RELATIVIDAD

Cuando los cañones retumban
allá en Rakke,
se traslada la mariposa
a otra flor.

O visto desde la perspeciva
de la mariposa. Cuando se traslada
la mariposa a otra flor
retumban los cañones en Rakke.

SUEÑO

Le pedí al camarero en Perpiñán
que me diese un entrecot y además
el asombro relativamente templado.

Pero como el sueño me pareció
algo seco, grité escandalizado:
Más alcachofas, caray.

Y Dios me dijo: ¿Me llamabas
a mi? Contesté: No, Señor,
solo quería un poco de ensalada.

EL PERDEDOR

El perdedor va por la vida
arrastrando
una pesada carga,
en la carga no hay nada.

No se para a descansar.
Y desaparece
en la sombra
de un bondadoso Dios.

EL SENTIDO

El sentido de la vida, digo inquieto,
¿por qué nos es desconocido?

Porque una vida con sentido
nos parece intolerable.

Un sentido de la mañana a la
noche, de la noche a la mañana.

Así una vida sin sentido,
dijo ella, no es una vida sin sentido.

Ernst Orvil