Amor matemático

ella le introdujo en el dominio de los números naturales
él prefirió el de los reales
ella contraatacó con números imaginarios
él sacó una derivada parcial
ella le dio la vuelta con una integral trigonométrica
él quiso escabullirse con una transformada de Laplace
ella le mostró su matriz traspuesta
él se quedó absorto con su geometría hiperbólica
ella le miró entonces como una función logarítmica
el cayó en sus brazos como una exponencial

E.