En el camino

otra vez contra el viento
mi patinete y yo

atravesando el humo de los coches
bajando junto a las aguas del río

dos seres en libertad
yo cuido de él y él cuida de mí
y el viento cuida de ambos

mis manos tocan este instante
de simplicidad absoluta
solo el camino bajo nuestros pies

y a los lados toda clase de cosas vivas
árboles que acarician la risa del agua
campos amarillos manchados de urracas

juntos otra vez
sentimos la quietud que esconde todo movimiento

la tarde se derrama entre las altas ramas
el corazón late con fuerza
una vez más

E.