Pinchazo

se me pinchó una rueda del patinete
esas cosas pasan
de hecho, la vida está llena de esas cosas

hoy no puedo hablar de viajes rodados
pero estoy aquí junto al árbol

el árbol del otro lado de mi ventana es enorme
debe tener más años que yo

siempre está ahí tranquilo
dejando que todo suceda

ahora está lleno de hojas
pero luego las perderá sin inmutarse
y esperará paciente otras nuevas

es un tipo muy sabio
aunque el viento lo agite él sigue ahí tranquilo
mirando la vida a su alrededor

no se mete con nadie
da cobijo a los pájaros
me acompaña
qué más se puede pedir de un amigo

me encantaría ser como él
pero yo no me puedo estar quieto

a ver si esta misma semana
cambio la rueda pinchada del patinete

E.