Mirada de árbol

al otro lado de los edificios
se asoma la cabeza del pino

por encima de los tejados gastados
y las antenas oxidadas

más allá de las rejas de las ventanas
y los toldos hechos jirones

la cabeza viva del pino
mira las cosas muertas y sonríe

solo contra el cielo solo y azul
lejano y cercano al mismo tiempo
el pino extiende su mirada por el patio de vecinos

asomado a la tarde me pregunto
si yo pudiera ser tu compañero…

E.