Luna blanca

La luna de media noche muestra cada hueso.

Inhalo el aire azul y blanquecino.
Las cosas mezquinas de la tierra
se han tornado luciérnagas.
La ciudad es un esqueleto.

Ninguna cosa viviente
puede semejar esta luz prístina.
Abro la ventana y miro
cómo cielo y tierra intercambian su argento.
A la luz de la luna olvido que soy humano.

El último acto de la vida
se ensayó en silencio bajo un foco sombrío.
La luna se refleja en el suelo
para iluminar mis pies.

Wang Xiaoni