TANKAS

Sin conocer
la sangre ardiente
de un cuerpo tierno,
¿no te sentirás solo,
tú que predicas el camino?

*

La primavera es fugaz.
¿Qué me importa una vida inmortal?
Toqué
con las manos
mis senos abundantes.

*

En Kamakura
aunque sea un Buda
Shakyamuni
es guapo.
Una arboleda de verano.

*

Hacia Kiyomizu
la noche de luna y de cerezo
atravesaba Guion.
Toda la gente bajo la luna
¡Se veía tan hermosa!

*

La joven veinteañera.
Fluye entre los dientes del peine
su cabellera negra.
La ostentosa juventud,
¡oh, maravilla!

AKIKO YOSANO