El mediodía tiene axilas

y la tarde tiene tetas de durazno
y la noche tiene lunares blancos
y el alba tiene una vulva rosada

y desde mi ventana de labios amarillos
se puede ver a todas horas
cómo camina esa muchacha intemporal

cómo recorre
lánguidamente
todas las esquinas del silencio

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .