Homenaje a Gödel

El teorema de Münchhausen -caballo, atolladero y coleta-
es fascinante, pero no olvides
que Münchhausen era un embustero.

El teorema de Gödel parece, a primera vista,
poco vistoso, pero piensa
que Gödel está en lo cierto.

“En todo sistema suficientemente variado
pueden formularse tesis
que no son demostrables ni refutables
dentro del sistema,
a no ser que el sistema mismo
sea inconsistente.”

Puedes describir tu lenguaje
desde tu propio lenguaje:
pero no del todo.
Puedes explorar tu cerebro
con tu propio cerebro:
pero no del todo.
Etc.

Para justificarse,
todo sistema posible
tiene que trascenderse,
es decir, destruirse.

“Suficientemente variado” o no:
la ausencia de contradicciones
es un fenómeno carencial
o una contradicción.

(Certidumbre = Inconcistencia.)

Todo posible jinete,
también, por tanto, Münchhausen,
tú, por tanto, también, es un subsistema
de un atolladero suficientemente variado.

Y un subsistema de dicho subsistema
es la coleta propia,
ese aparato elevador
para reformistas y embusteros.

En todo sistema suficientemente variado,
también, pues, en ese atolladero,
pueden formularse tesis
que, dentro del sistema,
no sean demostrables ni refutables.

¡Agárrate a esas tesis
y tira con fuerza!

Hans Magnus Enzensberger