Cinco poemas de Rainer Kunze

De la necesidad de la censura

Se puede retocar
todo

Menos
el negativo
que llevamos dentro

Invitación a una taza de té de jazmín

Pase, cuegue su
tristeza, aquí
le está permitido guardar silencio

Llamará

Llamará
una mañana
vestido de cartero

Pero
me daré cuenta

Y le diré: Espera hasta
que haya pasado el cartero

Presente

¿Que qué guardo bajo siete llaves?

No, no es una conspiración, ni siquiera
pornografía

Es el pasado, hija

Conocerlo puede
costar el porvenir

Casi un poema de primavera

Pájaros, postillones, cuando
alcéis el vuelo llegará la carta
con el lacre azul, esa carta cuyos sellos
florecen y cuyo texto
dice:

Nada
es
eterno

RAINER KUNZA