Definición del arte

Portinari no está -decía Portinari. Por un instante asomaba
la naríz, daba un portazo y desaparecía.
Eran los años treinta, años de cacería de rojos en Brasil,
y Portinari se había exiliado en Montevideo.
Iván Kmaid no era de esos años, ni de ese lugar; pero
mucho después, él se asomó por los agugeritos de la
cortina del tiempo y me contó lo que vio:
Cándido Portinari pintaba de la mañana a la noche, y
de noche también.
-Portinari no está -decía.
En aquel entonces, los intelectuales comunistas del
Uruguay iban a tomar posición ante el realismo socialista
y pedían la opinión del prestigioso camarada.
-Sabemos que usted no está, maestro -le dijeron, y le
suplicaron:
-Pero, ¿no nos permitiría un momento? Un momentito.
Y le plantearon el asunto.
-Yo no sé -dijo Portinari.
y dijo:
-Lo único que yo sé, es esto: el arte es arte o es mierda.
Eduardo Galeano

El odio no tiene explicación

El odio no tiene explicación.
El mundo es una cosa de locos.
Quizá podría dar un grito,
yo también estoy suficientemente loco,
un gigantesco grito
con una fuerza terrible
y podría ver qué pasa.
Quizá parase alguna guerra
o quizá lograra un sorprendente silencio
que parase incluso las industrias
que gobiernan el mundo.
Quizá me escucharan
y me dejasen decir que lo mejor sería
ser más solidarios,
hay mucha gente que cree como yo
que podemos ser felices
en un mundo de hermandad.
Quizá suene ridículo
como si quisiera insinuar
que los asesinos no son malos
sino simplemente ignorantes.

Quizá podría dar un grito enorme
que abriera una pequeña brecha
un pequeño resquicio
por donde empezar a cambiar el mundo.
Quién sabe,
quizá soy la voz del sufrimiento.
Vale la pena intentarlo.

Juan Carlos Ortega