Fuga de vida

ahora huele a mierda en la oficina

no en sentido metafórico
(en sentido metafórico ha olido
desde hace mucho tiempo)

huele a mierda literalmente
como si tuviéramos un váter abierto
en el centro del pasillo

las chicas pulverizan perfume en el aire
pero el olor a mierda no se va

es un olor pegajoso
como el de un perfume dulzón
pero en sentido contrario

por suerte el cuerpo se acostumbra
a los malos olores
y en unos minutos los dejamos de oler

el cuerpo es sabio
no resiste por mucho tiempo los estímulos fuertes
agradables o desagradables
que puedan dañar la sensibilidad exquisita
de nuestro sistema sensorial
y los desconecta

si confiáramos más en él
sabríamos que nuestro cuerpo es sabio

se puede acostumbrar a todo
incluso a la soledad

E.