Rondando por aquí

la soledad anda rondando
por aquí

quiere morderme las palabras
y cantar
una canción desesperada

yo la miro a los ojos
tratando de explicarme con
una sola sonrisa

pero no resulta

la soledad es un ama de llaves
testaruda
se acerca por la espalda
y escupe la palabra silencio

¡pero si no hay silencio
soledad!

¿no escuchas acaso el ruido
del refrigerador?
¿no escuchas el sonido del viento
en la rendija de la ventana?

no sé cómo explicarte
pero yo no estoy solo

¿acaso está solo el árbol
del otro lado de la ventana?
¿acaso está solo el pájaro
en la rama del árbol?

E.