Un poema de Nikolái Gumiliov

Duda

Estoy solo en esta tarde silenciosa
y sólo pienso en ti, en ti.

Tomo un libro y te descubro en cada página
vago en ti ebrio y perturbado.

Me dejo caer sobre la cama
la almohada me quema…no, no puedo dormir, sólo esperar.

Inseguro, me acerco a la ventana.
contemplo la luna y la humeante pradera.

En un rincón del huerto me dijiste “sí”
y ese “sí” me ha acompañado toda la vida.

De pronto caigo en cuenta
que siempre fuiste indómita.

Que ese “sí”, ese estremecimiento tuyo allá en el huerto,
esos besos -fueron tan sólo un delirio en la primavera y el sueño.

Nikolái Gumiliov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .