Perdiendo el este

están rodando una película
en una ferretería de mi barrio

la gente se agolpa en la esquina
buscando a algún actor conocido

pasan y miran a hurtadillas
por los escaparates llenos de herramientas

murmuran unos a otros
¡la que están liando!

se acercan al técnico de iluminación
le hacen todo tipo de preguntas

seguro que si la poesía estuviera por aquí
no le harían ni puto caso

yo soy el único imbécil
que se sigue preguntando
por qué coño me abandonó

E.

(de “liquid poetry“)