Perdiendo el este

están rodando una película
en una ferretería de mi barrio

la gente se agolpa en la esquina
buscando a algún actor conocido

pasan y miran a hurtadillas
por los escaparates llenos de herramientas

murmuran unos a otros
¡la que están liando!

se acercan al técnico de iluminación
le hacen todo tipo de preguntas

seguro que si la poesía estuviera por aquí
no le harían ni puto caso

yo soy el único imbécil
que se sigue preguntando
por qué coño me abandonó

E.

(de “liquid poetry“)

Ratones en la oficina

el otro día
me comí el queso de granada

pasé por la zona de comida
de la oficina
y había una loncha de queso
abandonada en una mesa

yo me dije
alguien no quería más queso
y se ha dejado esta loncha
para quien la quisiera

así que me la comí
ingenuamente

al poco rato llega granada
buscando su queso

qué vergüenza

mira que pensar
que alguien te va a dejar
una loncha de queso

granada me aseguró que no pasaba nada
pero yo sé que estaba cabreada

la verdad que se me fue la pinza
por completo

lo siento mucho granada

ya saben señores
no se dejen cosas de comida por ahí
puede que haya ratones
en la oficina

E.

(de “liquid poetry“)

En la montaña

IMG_20170225_163932

subí a la montaña
con cuatro amigos y un perro

después de ver
una gran tromba de agua
cayendo por una pared de roca lisa
nos encontramos con la nieve

el perro blanco se revolcaba
en la nieve blanca
mi hijo no paraba de saltar
hundiendo las botas en la nieve

yo tenía las zapatillas empapadas
y casi no sentía los dedos del frío
pero la nieve era tan hermosa
que no me importaba

uno casi nunca está preparado
para encontrase con la belleza
pero cuando la encuentra o
mejor dicho
cuando ella lo encuentra a uno
el hecho de que uno esté preparado o no
carece de importancia

la subida y la bajada fueron duras
pero disfrutamos de un día soleado
buena compañía
y un hermoso paisaje

E.

(de “liquid poetry“)

Haciendo tareas

a las 9 de la noche
todos estamos haciendo tareas

elías termina las matemáticas
para ponerse a estudiar naturales
(antes tuvo que hacer tareas
hasta de educación física)

esperanza termina de colorear
los dibujos de elías
para que pueda estudiar

yo termino un poema

mi tarea es escribir
lo que pasa

¡qué coño nos pasa!
¿estamos todos locos?

¿para qué atiborran
los educadores de hoy
a los niños
con tantas tareas?

¿qué quieren que aprendan?
¿a ser infelices?

tal vez
ellos tampoco son felices
educando

es una tarea
demasiado complicada
en el mundo de hoy

es curioso
mi hijo sabe
una cantidad increíble de cosas
que no sirven para nada

en cambio no sabe
que es libre internamente
y puede pararse frente a su profe
y decirle

mira profe
tus clases molan un montón
pero te pasas tres pueblos con las tareas

sin embargo no lo hará nunca
por miedo a lo que pueda pasar

ya ves
el manicomio funciona así
a base de intimidación
atiborramiento
y manipulación de la información

y en el fondo
todos formamos parte de ello

hemos vendido caro
nuestra propia libertad

no me extraña que la poesía
nos haya abandonado

E.

(de “liquid poetry“)

Departamento madrugador

hugo es un chaval majo

ayer llegó temprano
y se sorprendió de verme en la oficina

hizo una foto a la que llamó
“departamento madrugador”
y la mandó por el telegram
de nuestro equipo

así somos los de tecnología
alegres y conectados

el mundo nos sonríe
con miles de cosas nuevas

machine learning
api vision
natural language processing
cloud computing
chat bots

parecen términos sacados
de la ciencia ficción
pero nosotros los juntamos con el dato
y surge la magia

es como hacer poesía

podríamos llamarlo
“data poetics”
aunque esto
parezca un eufemismo

E.

(de “liquid poetry“)

Paseando por el parque

me aíslo un rato para escribir
unas cuantas palabras

yo solía ser
un tipo tranquilo que
paseaba por los parques
o por la orilla de algún río

mirando los árboles y el cielo
escuchando a los pájaros

y a veces
se sentaba a escribir
unas cuantas palabras

cuando alguien se acercaba y me preguntaba
¿qué haces?
yo le respondía
-nada
solo estoy aquí perdiendo el tiempo

el tiempo no significaba entonces
nada para mí
así que lo perdía mansamente

ahora la vida me presiona por todos lados
y alguien vende el tiempo en las esquinas
a precio de oro

la gente grita como alocada
¡qué haces!
¡qué desperdicio!

no sé
¿esto es la vida?

si miro atrás
casi no me reconozco

solo recuerdo que
yo era un tipo tranquilo que
paseaba por los parques

y a veces se sentaba a escribir
unas cuantas palabras

E.

(de “liquid poetry“)