Despedida

Y qué decir de tus manos
que caen sobre el ocaso como una sombra más,
que se doblan al compás de las gaviotas
en el horizonte,
que llevan en el alma una racha de viento,
un sonido de viento enjaulado
que solloza.

E.
(de Las enseñanzas de Manolo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.