Mirándote a los ojos

La magia está en el instante que se prepara
para otro instante improbable.
La magia es esta soledad
que ahogará tu presencia,
tu cuerpo trascendente y tibio
que ahora quisiera me cubra hasta la asfixia.

Yo, que he esperado tanto,
siento esta agonía como una herida vieja,
como una ansiedad trasnochada
entre tu cuerpo y el mío,
como una alegría frágil.
Y este esperar es parte de mi magia.
Latido hincado en la lujuria de una piel
sudorosa y regalada,
que se burla de mí porque existe tu cuerpo:
selva negra donde se ocultará esta piel errante,
hasta que sobre mí florezca otra piel nueva
por donde pueda transpirar
el sueño.

E.
(de Las enseñanzas de Manolo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.