Mi marioneta

A Gloria Fuertes

Yo tengo una marioneta
que vive en una camioneta.
Le falta una oreja,
y cuando el timón maneja,
su mirada se despeja.

Los cordeles se le enredan
cuando la cogen y la dejan.
Su sombrerito de paja
cuando llueve se le cala
y la deja empapada.

Todos los días juego con ella
y los sábados le doy de comer paella.

Cuando salgo del colegio
la llevo a tomar el sol y a oler jazmín
y después, la meto a dormir.

Yo tengo una camioneta
que vive en una marioneta.
¡Yo tengo un lío en la cabeza!

Elías Pentón Tenorio

A mal tiempo, buena cara

 

Foto: Lázaro Echemendía

Manolo sacó el dominó
que le había regalado la gallega.

-Esto es una mierda, Manolo,
sólo llega al doble seis.

-Qué más da una mierda que otra, compadre.
Además, el otro se lo llevó el mar.

-Bueno, la verdad que la caja es linda, Manolo,
como tu gallega.
Si estuviera ahora aquí, se volvería loca.

-Para algo tenía que servir el huracán.
Necesitaba un descanso de esa jeva, brother.

-A otro perro con ese hueso, Manolo.
En cuanto arreglen los teléfonos,
estás pega’o al celular otra vez.

-Esa jeva es mi salvoconducto, asere.

-Bueno señores,
¿vamos a ponernos nostálgicos o qué?

-Venga Manolo, ¡dale agua al dominó!

E.