Una pequeña canción, de Gustav Munch-Petersen

He matado al dios de mary ann –
mary ann teme a mi dios –
amo a mary ann –
cuando la ardiente negrura se me pone delante
dejo a mary ann
a su amor por mí –

cuando sale el pálido sol
con sus ojos azules matinalmente húmedos,
vuelvo a mary ann
con mi amor por ella –
pobre mary ann –
y pobre de mí –
pero tenemos un gran corazón
juntos –
mary ann y yo –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.