Las cónicas

Foto: Chema Madoz

Te vas cayendo por el hueco circular de la ventana.
La realidad que te enseñaron a nombrar
era tuerta del hombro izquierdo,
no soportaba la ligereza de los quebrantahuesos
con sus largos pantalones flotantes.

Te vas hundiendo en la carne parabólica de las amapolas,
en la respiración de agua de los peces de agua,
cuyo color se parece tanto al tuyo,
fango pisado por multitud de especies humanas
y arborescentes.

Un mismo aire elíptico atraviesa los bronquios de los insectos
que miran al mar con tus ojos.
Una misma sólida ternura aletea la brisa,
la ola manchada de luna.

Te vas resbalando por la superficie lechosa
de las grandísimas tetas de la noche
mientras los sueños hiperbólicos de un perro
amamantan el mundo.

E.

(de “La Poesía me acaricia mordiéndome los labios y otras chorradas“)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.