Ruidos de un sueño ausente

No sabíamos lo que era yo y lo que eras tú
Karin Boye

No tengo nada de sueño.

Miro tu cuerpo desnudo sobre la cama
y me parece lo más hermoso del mundo.

Me siento iluminado
y excitado,
y sé que pronto comenzaré a acariciarte.

Y tú te despertarás,
y sonreirás,
y haremos el amor.

Sé que será muy pronto,
en cuanto termine de escribir
este poema.

Juan Carlos Ortega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.