Acacia de Constantinopla

Algunos árboles
florecen en otoño
-le digo a mis manos que abrazan
este café calentito.

Afuera el cielo de papel de estraza
enciende olores en mi corazón.

Y más allá del humo de la taza,
y de los crisantemos amarillos,
y de las rojas chimeneas espirales.

E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.