Poesía observadora

el gato se lame la pata como un caramelo
su blanca pata
de cuatro puntos negros

la Poesía se ríe y me dice
-es como tú
te lames el ombligo todo el tiempo
como si fueras el centro del mundo-

la miro de reojo y le digo
-¡gilipollas!-
y me largo a caminar por el parque

E.

(de “La Poesía me acaricia mordiéndome los labios y otras chorradas“)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .