Pequeño gran hombre

Mi hijo con piel de serpiente recién mudada,
recién tostada al sol de primavera.
Mi hijo con piel de limón y de seda,
con viento en la piel y las axilas.
Mi hijo con ojos de tirabuzón
y mirada de gorrión y vuelo en la mirada.
Mi hijo con un infinito en cada ojo
perdiéndose en su propio espejo y llorando
por no poder quebrar la vara en el agua.
Mi hijo con sonrisa de luz
clavada en el ala
de una gaviota.
Mi hijo con sus dientes plumas cantando,
volando por la arena plata del fuego.
Mi hijo con corazón de melocotón,
con abrazo de agua dulce,
con sabor y besos de agua dulce.

E.
(de El mago de chicle)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .