La Luna

Frente a la puerta
la luna inmensa.

Los ojos que no caben en las órbitas.
El corazón no cabe en su aposento.

La luna inmensamente llena,
blanca de puro empeño,
frente a la puerta abierta
de par en par…

De una casa vacía,
de un hombre que mira la luna
ya sin los ojos,
sin el corazón.

E.
(de Las enseñanzas de Manolo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .