El cuervo

Sobre la rama del laurisilba

vi un pájaro
que miraba su rostro en el agua.
Mi alma estaba en él,
yo era el agua
que navegaba en sus ojos.
Dormido junto al río,
soñé que las aguas inundaban mi corazón.
Yo era el palpitar del sol
en la desnuda orilla,
la risa de la tierra mojada
era yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .