Desmemoria, de Jorge Piñero

– Perdona ¿me recuerdas tu nombre?
– Alegría.
– Tienes el nombre perfecto para esos ojos tan grandes.
– ¿Me recuerdas tu nombre?
– Tristeza.
– Me recuerdas a alguien que conocí
con los ojos muy grandes.
– ¿Me recuerdas tu nombre?
– Euforia.
– Tienes las manos enormes.
Demasiado.
– ¿Me recuerdas tu nombre?
– Decepción.
– Me recuerdas que una vez
tuve los ojos grandes
y se me escaparon de las manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.