Cuatro elementos

Como si fuera agua
el horizonte
donde tu lengua acude
a mi llamada.

Como si fuera fuego,
piel quemada,
la hogera en que crepitan
nuestros cuerpos.

Como si fuera tierra
moldeable,
mi corazón, que abusa
de su suerte.

Como si fuera aire
tu palabra,
que me ventea, me esparce
y me desgarra.

Como si fuera yo
quien en ti quieres.
Como si fueras tú
quien en mí se halla.

María José Gómez Sánchez-Romate
(del libro Piel transitada)

Que se yo del amor…

No pasa nada. Los ojos no ven, saben.
Jorge Guillén

Qué sé yo del amor
más allá de lo que ocultamos con palabras,
esa parte que ignora la poesía y
no puede atraparse en los rectos renglones
de los versos ajenos.

Qué se yo
más allá de tu olor cuando te acercas,
de esa voz con que enganchas las miradas.

Qué se yo
más allá de quererte a pesar de tus fallos
o por ellos. Esa parte de ti que te acompaña
y completan en mí lo que me falta.

Qué sé yo
más allá del rastro compartido de los días
y ese cuerpo prestado que es ya parte del mío.

Qué sé yo del amor
si no sé nada
mas que siento que el mundo está bien hecho
cuando te veo reír por las mañanas.

María José Gómez Sánchez-Romate
(del libro Piel transitada)

Besos de luz

si el mundo se creara con tus besos…
yo te lo daría todo, mi voz y mi silencio.
María José Gómez Sánchez-Romate

cada amanecer bajo por estas calles
infinitas
de un polígono de Simancas
convertido en barrio tecnológico

cada amanecer pienso en el amor que se ha ido
y en el amor que vuelve

y en el amor que está aquí
y que rodea todos los rincones de mi cuerpo

es hermoso vivir y sentir estas cosas
cuando la luz se asoma

es hermoso ser poeta y hablar de ellas
con la voz
y con el silencio

E.