Despedida

mi padre no era un santo
pero
quién de nosotros es un santo

era un tipo con un sentido del humor muy especial
que preguntaba las cosas muchas veces
y siempre se aparecía con su jabita de comida
para la familia
lo que pasa es que su familia era muy grande
y diversa
en ese sentido era un tipo universal

me enseñó a conducir una moto con sidecar
a coger cangrejos
y a tumbar mangos

y creo que también me enseñó a tener paciencia
y a ser conciliador
(o tal vez es una cosa de genes
quién sabe)

ayudó a mucha gente
y también hizo daño a mucha gente
la vida es así
tal vez esperamos que sea de otra manera
pero es así
y al final siempre llega la muerte
y si no hemos aprendido nada
mal asunto
(aunque tal vez haya infinitas oportunidades
el mundo es un misterio)

para mi fue un buen padre
yo no le pedí nunca nada más de lo que podía darme
y él siempre estuvo pendiente de mí
un tipo cariñoso a su manera

ahora está adentro con una sonrisa
creo que ya no se le borrará nunca

E.